martes, 17 de noviembre de 2015

#TodosSomosJustino

#TodosSomosJustino

Vale, vosotros ganáis. Iba a hacer un artículo llamado: ''Liberté, égalité, manipulé'', que (ahora que ya se ha enfriado un poco el tema) tocaba hablar de ello. Pero acabo de ver el anuncio de la lotería de navidad. Lo siento, no puedo resistirme a dedicarle unos párrafos a Justino, el tío del abuelo de UP!:

Justino trabaja en una fabrica de maniquíes (minipunto para el guionista) y se levanta todos los días a las 22:00 de la noche, mas o menos a la misma hora que las prostitutas y las chicas de myhyv (valga la redundancia) Lo que está claro es que el nota no vive en Valencia, porque si no, entre que coge el metro y hace transbordo con la EMT...¡Llega al trabajo a las 3!

Justino es un hombre que en vez de vigilar, (lo que se supone que hace un vigilante) se dedica a destrozar la tienda y a hablar con los maniquíes, a vestirles y bueno...esto no sale en el anuncio, pero las noches son muy malas y uno tiene unas necesidades básicas que cubrir...

Total, que el fenómeno acaba ganándose a los trabajadores por su dulzura y su timidez, ya que le acaban aplaudiendo las gracias. (Yo soy el jefe y a mí este no me dura ni dos días) Todos se apuntan en una lista para la lotería de navidad, menos él, que como es tonto, pues sigue en ese mundo tan suyo. 

El día del sorteo los compañeros de trabajo le han guardado el décimo de lotería, y todos a llorar y a brindar con cava. 

''Plas, plas, plas plas'' con dos testículos, ¡Si señor! He visto anuncios de detergente mas originales que esto. El del año pasado se salvó, os lo currasteis, los actores/actrices eran buenos. Si había que criticar para mal el anuncio, era por temas ético-morales. Pero el de este año...Tela.

Lo que habéis hecho es lo siguiente: Habéis CALCADO el anuncio del año pasado, solo que cambiando los escenarios y los personajes. Originalidad 100%

Pero bueno, los/las moralistas homogéneas/os se han emocionado con el vídeo, eso es lo que os va a dar fama, lo malo es que se les ha juntado con lo de París, y han tenido que ir al chino a por clinex, porque ya no daban abasto. Otro día hablaremos de la música en los spots, y de lo importantes que son los saxomofones, los viomolines y las tumababas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario