domingo, 22 de noviembre de 2015

Hay...

Hay un mundo dónde los árboles crecen sin que los talen sin dejar ni uno solo en pie. Allí sus raíces son órganos útiles y no más que simple desecho orgánico para alimentar un suelo estéril. Dónde las hojas verdes proporcionan oxígeno que respirar actuando de pulmón.
Hay un mundo donde el agua  es trasparente en todos sus estados, es inocua y está llena de lo que mismamente genera; vida. Allí el sol no mata ni quema solo da calor, luz y energía a todos los seres que ahí habitan. Dónde las agujeros no son más que hoyos en la tierra;  que es donde tienen que estar y no en el cielo.
Hay un mundo dónde el aire trasporta hojas secas y no gases tóxicos ni misiles, ni bombas, ni gritos. Allí la gente no llora, solo ríe. Dónde no hay guerras, ni males, ni sangre que corra fuera de ninguna vena.
Hay un mundo dónde los niños no mueren por culpa de los mayores, dónde no hay religión, ni política, ni dinero que haga daño a nadie, solo respeto. Allí todos y todas son iguales sin que las "a" mueran a manos de los "o"; sin que nadie muera, excepto cuando la naturaleza dicta. Dónde nadie es ilegal porque todos y todas saben que son habitantes del mismo sitio, del mismo mundo.
Hay un mundo así... pero tú y yo, tú y yo seguimos en la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario